Vacaciones en tu propia ciudad. Trucos.

Si no puedes irte de vacaciones no te desesperes.

imagen via Google
imagen via Google

Vacaciones en casa

Si eres de los que no puede irse de vacaciones pero tienes días libres…, bienvenido a las ofertas de ocio que te ofree tu ciudad.

Conviértete en un turista o visitante en tu propia ciudad. Intenta conocer tu propia ciudad o la ciudad más grande que tengas más cercana. Mírala como si la visitaras por primera vez.

Planifica algunos de tus días.

Visita tu Time Out más cercano en internet. En estas páginas hay muchas actividades de ocio y los últimos sitios que han aparecido en tu ciudad que, quizás , no conozcan.

Tómate tu tiempo y visita lugares que aún no has visitado. Planifica unos cuantos días. visita museos, haz lista de restaurantes que te encantaría ir. Busca actividades colectivas, sacia tu sed de sol y nuevos aires, haz escapadas a la naturaleza más cercana y relájate sabiendo que estas de vacaciones.

Ten siempre presente que son días para tí.

Los amigos que se quedan.

Entérate de que amigos también se quedan en la ciudad e intentad hacer planes juntos. Como no , con amigos todo es mejor, y tendrás la sensación de que tus días libres tienen ese toque festivo que todos deseais.

En estas fientas navideñas podeis quedar para hacer las compras de Navidad juntos y luego comer algo al aire libre. Resturante o comida para llevar desde casa. lo mportante es que psicológicamente te mentalices que estás de vacaciones.

Tiempo para tu tiempo.

¿Recuerdas esas cosas que siempre quieres hacer con tranquilidad y siempre dices que no tienes tiempo?

Pues, este es el momento perfecto. Haz una lista de las  cosas que quieres hacer y nunca tienes tiempo para hacerlas.

Un baño  largo y relajado, unas horas haciendo la actividad física que más te gusta, leer ese libro que llevas queriendo leer los últimos meses.

Tomarte un tiempo para no hacer nada. Sí, has leído bien. Reserva un tiempo para no hacer absolutamente nada. Conseguirás entender lo difícil que es no hacer nada.  Pruébalo.

Ya me contarás.