Vacaciones en tu propia ciudad. Trucos.

Si no puedes irte de vacaciones no te desesperes.

imagen via Google
imagen via Google

Vacaciones en casa

Si eres de los que no puede irse de vacaciones pero tienes días libres…, bienvenido a las ofertas de ocio que te ofree tu ciudad.

Conviértete en un turista o visitante en tu propia ciudad. Intenta conocer tu propia ciudad o la ciudad más grande que tengas más cercana. Mírala como si la visitaras por primera vez.

Planifica algunos de tus días.

Visita tu Time Out más cercano en internet. En estas páginas hay muchas actividades de ocio y los últimos sitios que han aparecido en tu ciudad que, quizás , no conozcan.

Tómate tu tiempo y visita lugares que aún no has visitado. Planifica unos cuantos días. visita museos, haz lista de restaurantes que te encantaría ir. Busca actividades colectivas, sacia tu sed de sol y nuevos aires, haz escapadas a la naturaleza más cercana y relájate sabiendo que estas de vacaciones.

Ten siempre presente que son días para tí.

Los amigos que se quedan.

Entérate de que amigos también se quedan en la ciudad e intentad hacer planes juntos. Como no , con amigos todo es mejor, y tendrás la sensación de que tus días libres tienen ese toque festivo que todos deseais.

En estas fientas navideñas podeis quedar para hacer las compras de Navidad juntos y luego comer algo al aire libre. Resturante o comida para llevar desde casa. lo mportante es que psicológicamente te mentalices que estás de vacaciones.

Tiempo para tu tiempo.

¿Recuerdas esas cosas que siempre quieres hacer con tranquilidad y siempre dices que no tienes tiempo?

Pues, este es el momento perfecto. Haz una lista de las  cosas que quieres hacer y nunca tienes tiempo para hacerlas.

Un baño  largo y relajado, unas horas haciendo la actividad física que más te gusta, leer ese libro que llevas queriendo leer los últimos meses.

Tomarte un tiempo para no hacer nada. Sí, has leído bien. Reserva un tiempo para no hacer absolutamente nada. Conseguirás entender lo difícil que es no hacer nada.  Pruébalo.

Ya me contarás.

 

 

iPod: mi escape del mundo a través de la música

 iPod, el grande de la música que cambió como escuchábamos y comprábamos música es también un gran olvidado por muchos. Cualquier dispositivo móvil puede ofrecer mucho más de lo que el iPod ofreció en su momento, pero sigue ahí, y no se ha dejado de fabricar. 

El viejo confiable

Sé que el iPod puede sonar algo bastante obsoleto, pero si van a la página oficial www.apple.com se puede ver que su línea de shuffle, touch y nano siguen siendo fabricados y comercializados. Eso sí, no es ese modelo clásico que fue anunciado a finales del 2001 por Steve Jobs. El iPod a cambiado mucho, que a diferencia del shuffle, su diseño ha cambiado bastante. 

iPod clásico
Foto: cortesía de technobuffalo.com

Toda mi música digital comprada y mis CDs favoritos siguen con vida en mi viejo, pesado y confiable iPod clásico del 2007; bueno al menos parte de ella. Debo ser honesta, el viejo confiable pasó el resto de sus días en mi cajón confiable en mi escritorio confiable de mi confiable habitación. 

Escapando de la realidad

La razón por la cual soy una fan leal y usuario del iPod hasta el día de hoy, es para escaparme de la realidad lo más posible. Debo admitir que soy de aquellas que disfrutan de un paseo por la ciudad, pero no soporto los ruidos que son parte de ella. 

Disfruto muchísimo de la combinación de mi música predilecta junto con el paisaje, por lo que escuchar música se ha vuelto parte de mi día a día: para ejercitarme, para ir al trabajo, para ir de paseo, al supermercado o para los trayectos más cortos entre un sitio a otro. 

Durante un tiempo, he de confesar, que me incliné por esta tecnología integrada móvil del iPhone: que tiene teléfono, Internet, cámara de fotografía y vídeo, entre tantas aplicaciones; pero algo sucedió, mi escape de la realidad no era completo. 

Cada mensaje de WhatsApp o notificación de Facebook o Instagram interrumpía ese momento épico o clímax de mi canción favorita. Pueden llamarme neurótica, pero es algo inaceptable.

Lamentablemente no sólo consumía la batería de iPhone en tiempo récord, sino que no podía concentrarme en mi música, esa que me protege de los agobios de la cotidianidad. 

Mi iPod shuffle, siempre ahí. 

Cuando salgo a trotar por la noches, es mi momento para drenar todo el estrés de las responsabilidades de la vida adulta. Creo que cualquiera puede entenderme. Y para eso salgo siempre salgo con mi iPod Shuffle: no pesa nada, no tiene una pantalla táctil y es simplemente perfecta para correr. 

Sin embargo, yo no estuve ahí para mi iPod shuffle. Lo perdí una noche. Los detalles no son muy importantes, pero me conseguí unos amigos, por lo que apagué mi iPod y luego continúe mi camino… el resto es historia. 

iPod Shuffle
Foto de apple.com

Afortunadamente muchos ya no ven el valor en los iPod y me fui a una página de segunda mano www.venta.com.ar/ipod-shuffle-apple donde compré un iPod shuffle como nuevo por mucho menos costo de lo que sale por la tienda oficial de Apple. 

Se podría decir que la basura de uno es el tesoro de otros. 

Eat Street: ¿Para qué comer en un restaurante si se puede comer en la calle?

Eat Street es una iniciativa para disfrutar de una gran variedad de comida en Barcelona con las informalidades de estar en la calle. Un excelente oportunidad para probar nuevos platillos y disfrutar de un ambiente amigable rodeado de food trucks y chiringuitos.

Eat Street es para la gente no para los food trucks

 foto de inandoutbarcelona.ne
foto de inandoutbarcelona.net

No debemos confundir este evento con un lugar de food trucks. Eat Street es para la gente, para generar un lugar de reunión, un encuentro. No todos los puestos de comida tiene que ser food trucks, todos son bienvenidos, todos tienen algo que aportar.

La verdad que se puede sentir cual es el fin de este evento: simplemente es un momento para romper con los convencionalismos, al menos así lo sentí yo.

El ambiente es muy agradable y se nota que todos aquellos que hemos asistido con regularidad somos parte del proyecto. No solo es sobre la comida, que está muy buena por supuesto, sino de crear un ambiente diferente ocupando espacios diferentes para vivir algo distinto.

Si disfrutas tanto de preparar la comida como comerla, únete a la causa!

En este evento no solo es importante amar la comida sino amar cocinar. Eat Street apoya y motiva a aquellos que aman cocinar, saben como hacerlo y disfrutan de ello.

foto de inandoutbarcelona.ne
foto de inandoutbarcelona.net

Este espacio para reunir nuevos chefs que quieren compartir sus creaciones con nosotros, es un espacio libre de ataduras y lleno de oportunidades. En Eat Street se anima a los chefs a que innoven, a que sean atrevidos, que creen y que pierdan los miedos al momento de deleitarnos con sus creaciones; no hay reglas, solo comidas suculentas.

Yo como una amante de la gastronomía callejera siempre disfruto de este evento que te permite vivir el momento y comer sin formatos definidos. Como gordita de corazón, doy mi máxima recomendación 😉

Los Karaokes son para pasarla bien, El anti-karaoke es para vivir una experiencia

En la ciudad de Barcelona (España) hay muchos locales de Karaokes que son un éxito los fines de semana durante todo el año, pero nada se compara con el Anti-karaoke; la experiencia de un concierto de rock, con animación, ambiente y el talento de los asistentes.

Anti-karaoke
Anti-karaoke

Para turistas y residentes

El Anti-karaoke es un evento muy conocido entre los jóvenes de la capital catalana y por los turistas que siempre visitan la ciudad, a veces en mayor o menor proporción, durante todo el año.

Y la verdad que viviendo en Barna (AKA Barcelona) recibí buenos comentarios y recomendaciones para que fuera al Anti-karaoke, por parte de barceloneses, extranjeros que había conocido durante sus visitas y notificaciones en mi muro de Facebook. La verdad que ya es toda una institución.

Durante mi estancia había salido muchas veces de fiesta y después de una noche etílica siempre terminábamos en un Karaokes de mucho prestigio, por lo que nunca entendí cual era la emoción con el Anti-Karaoke; y la razón era porque nunca había ido al Anti-karaoke y porque no sabía de qué se trataba.

Cuando fui con mi amigos al Anti-karaoke me llevé una sorpresas de las que uno se lleva cuando obtienes un resultado impactante cuando no esperabas absolutamente nada.  

Es un evento, no un local

Cuando hablo de ir al Anti-karaoke no hablo de ir a un local o bar, me refiero a un evento que se organiza durante temporadas por una muy simpática chica llamada Rachel Arieff, una americana que es comediante, pianista, escritora y artista de cabaret. Pues sí esta chica lo tiene todo, como la gran idea de este evento.

Durante mucho tiempo estos eventos se realizaban en el Sidecar Factory Club, pero recientemente se han dado en la fábrica de la Moritz, entre plaza Universitat y Sant Antoni.

Los eventos son animados por Arieff, donde grandes talentos desconocidos suben al escenario a sentir el furor y buena energía de un público energético. Las canciones disponibles suelen ser clásicos de la música rock, así que es toda una experiencia.

¡Les invito a que busquen Anti-karaoke en Facebook se informen si van a pasar unas noches en Barcelona o si viven ahi y no han ido!

Intro

Nada mejor que salir con los amigos y disfrutar de una noche de copas, buen ambiente y exquisita comida.

Me llamo Julia y nada me gusta más que encontrar esos lugares escondidos que ofrecen una tiempo de calidad de esos en el que se construyen recuerdos. La verdad es si fuese por mi cada noche de jueves a sábado estaría en algún evento, feria o local disfrutando todo lo que la noche tiene que ofrecer; sin embargo el dinero no crece en los árboles y no solo debo limitar mis salidas por las noches, sino también he informarme bien sobre los mejores precios y ofertas.

La verdad cada ciudad tiene algo que ofrecer y entre eventos y locales se pueden encontrar alternativas para cada fin de semana. Heme aquí, soy una de las primeras que no puede dejar de salir.

Aunque no lo crean soy una persona que también disfruta quedarse en casa los domingos, y más aún durante el invierno. Durante la época de frío y lluvia soy de esas que se esconde debajo de tres mantas con una taza caliente de chocolate. Adoro el chocolate en todas sus presentaciones: en forma de helado en verano y en cocoa caliente en el invierno.

Ya de más joven me dedicaba a escribir posts, pero después un largo descanso he decidido volver a compartir parte de mi aventura con aquellos de brazos, ojos y mente abierta.